martes, 10 de mayo de 2011

Capítulo 8 del Viaje a Egipto - Navegación hasta Edfu: La espiritualidad egipcia

Mientras seguimos nuestro lenta navegación río arriba, vamos a sumergirnos en el alma egipcia, para entender qué es eso del Ka y del Ba.
"2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente". (Capítulo 2 del Génesis).
Al más puro estilo Hollywoodiense, un cartel en las rocas nos da la bienvenida a la provincia de Asuán.
Hay que tener en cuenta que a los antiguos siempre les había llamado la atención que poco después de la muerte, la persona se convertía en polvo. Esta observación les lleva a imaginar que el cuerpo humano estaba fundamentalmente hecho de polvo (bromas aparte). La idea se extendió por todo el mundo oriental, a tal punto que las encontramos en la tradición de la mayoría de los pueblos. Babilonios, egipcios, griegos y romanos compartían esta opinión. Los hebreos y posteriormente, de forma heredada, los cristianos, no serían menos.
En el antiguo Egipto, el dios creador Cnum no sopla el aliento de vida en la nariz del hombre para darle vida, pero le fabrica su "Ka", que viene a ser algo parecido. El Ka es la "fuerza vital", un componente del espíritu humano, una pizca del principio universal e inmortal de la vida, según la mitología egipcia. 
Mi "Pintora Favorita" como si se hubiera acabado de dar un chapuzón en el Nilo.
El Ka podría ser el aspecto más importante de la llamada "alma humana". Pero para los antiguos egipcios los componentes del espíritu del hombre eran varios:
  • Ib: Se suelen referir al corazón como órgano que originaba los sentimientos, la sede del pensamiento, memoria, inteligencia, conciencia, imaginación, valor, fuerza vital, el deseo, etc. La palabra haty solía utilizarse para indicar el corazón en su aspecto físico. Como para otras antiguas culturas, el corazón era la sede de las de las emociones, también del pensamiento intelectual, conciencia, y moralidad. El corazón, tras la muerte, era sometido a la psicostasis: el ib, representado por el corazón del difunto, era depositado por los dioses en el platillo de una balanza, y en el otro estaba situado Maat, la Justicia y Armonía Universal, simbolizada por una pluma de avestruz...
Anubis observa y ve con alegría que la balanza está en equilibrio. Thot, señor de las divinas palabras, escriba de los dioses, registra el fallo y añade: "Que el corazón sea devuelto al sitio que ocupa en el pecho del adepto". El difunto que se presenta ante los 42 jueces es aquel que muere para vivir, que muere para el mundo, para vivir para Dios. El adepto se ha transformado en un nuevo ser, prosigue su ascensión y siente nacer en sí nuevas aptitudes. Una luz suave inunda su alma. Es ya un nuevo Sacerdote, servidor de Osiris...
Peri Em Heru (El Libro de los Muertos)
Escena del "Libro de los Muertos" representada en el Papiro Ani (aunque lo parezca por el nombre el papiro no lo realizó ninguna antepasada de mi "Pintora Favorita"). Ella se ha dedicado a plasmar la escena en este dibujo.
  • Ba: es una fuerza anímica, componente de la parte espiritual del hombre, la fuerza animada de cada ser fallecido, personalidad espiritual manifestada una vez acaecida la muerte, según la mitología egipcia. Es un concepto referente al difunto y no al hombre vivo; el ba era una especie de mediador entre el mundo de los dioses y la Tierra, pues tenía movilidad y hacía posible que ambos mundos se relacionaran. Era el medio que tenía el difunto para desplazarse y reunirse con su ka que permanecía en la tumba. El ba abandonaba el cuerpo en el momento de la muerte del individuo y ascendía al reino celestial pero, cada noche, debía acudir al sepulcro para alojarse en el cuerpo del difunto, iba y venía del mundo de los dioses a la tumba. El ka y el ba eran componentes indisociables, se necesitaban uno a otro, y la destrucción del cuerpo implicaba la eliminación del baEsto hizo necesario embalsamar el cuerpo, y que en las tumbas se esculpieran estatuas del difunto y "Falsas Puertas", para que el ba reconociera el soporte material que le debía sustentar. En previsión de que el cuerpo se corrompiera, se incluían en las tumbas estatuas de los fallecidos, para que pudieran servir de cobijo al baEl ba de las divinidades se manifestaba en encarnaciones terrenales, como animales, en estatuas sagradas, y en otras entidades divinas asociadas: Osiris era considerado el ba del dios Ra. También tenían su propio ba ciertos objetos, tales como las pirámides.
Un poco de relax en las tumbonas de cubierta, después de un baño. 
Con estos paisajes más relajación imposible.
El resguardo de las barquillas.
A todo lo ancho.
  • Aj: Era una fuerza espiritual de carácter sobrenatural. El Aj pertenecía al cielo en dualidad con el cuerpo humano, que pertenecía a la tierra.
  • Ren: es el nombre de la persona, uno de los componentes espirituales del ser humano, según la mitología egipcia. Ren es el nombre que una persona recibía al nacer pero que cambiaba a medida que esa persona iba evolucionando, recibiendo así nuevos títulos. A menudo la prolongación o modificación del Ren suponían un acto honorífico en el que el individuo podía obtener reconocimiento por un acto realizado o una circunstancia social...
Humilde poblado a las orillas del río
El Ren era un nombre único para cada persona que permitía que el hombre perdurara; se creía que éste no moría del todo mientras su Ren fuese pronunciado, es decir, mientras el nombre del difunto no fuera olvidado por completo. Esto explica por qué los faraones y otros personajes influyentes hacían enormes esfuerzos en preservar su nombre, inscribiéndolo una y otra vez en los monumentos que construían, en tumbas, en documentos, etc..., y explica también porqué la damnatio memoriae era un castigo tan severo para ellos.
Detalle del camarote.
Así, una parte del Libro de los Respiros, narración que proviene del Libro de los Muertos, contiene precisas instrucciones para asegurar la supervivencia del nombre. 
Minarete de la mezquita.
Algunos nombres, como el de Akenatón, fueron minuciosamente eliminados de todo lugar donde estuvieran escritos tras la muerte de su propietario ya que, por algún motivo, estas personas fueron consideradas enemigos del Estado y, por tanto, merecedores de ser castigados con el olvido.
Los cartuchos empleados en la escritura jeroglífica son la representación esquemática de una cuerda que rodea el nombre escrito dentro de él protegiéndolo para la eternidad; también servían para evitar una lectura equívoca, delimitando dónde empieza y termina el nombre.
Mientras compartíamos piscina (mejor dicho: alberca), unos compañeros de viaje de diversos puntos de España se encuentran conversando casualmente acerca de los gaditanos. 
No se referían a nosotros en concreto, al menos que sepamos, ya que hasta el momento no nos conocíamos. Se referían a los gaditanos en general. 
Y, lógicamente, pegamos el oído...
Los comentarios no eran despectivos pero entraban de lleno en el tópico: "los gaditanos nos tomamos la vida muy relajadamente, tenemos una forma de vivirla muy particular". Creo que el título de la conversación podría ser el siguiente: "los españoles más parecidos a los egipcios son los gaditanos".
Con la sensación de estar escuchando hablar a los romanos acerca de los habitantes de la aldea gala de Astérix, y perteneciendo nosotros al grupo de los irreductibles, nos identificamos de forma amigable como miembros del poblado de la poción mágica.
No es que salieran huyendo como los romanos del cómic, pero se ve que tampoco tenían mucho interés en ese momento en conocer a los "gaditanix" más allá del tópico, y pasaron tres menhires de nosotros. A veces los tópicos sirven para romper el hielo pero hay gente que sólo se queda ahí. Una pena, pero es que...¡están locos estos romanos!
Descansando en el camarote
  • Sheut. Literalmente significa la sombra de un ser humano, o de los seres animados, incluso de los dioses ("necher"). La idea respecto a la Sheut o Sut era bastante similar a la que se tenía respecto al llamado Ka, aunque sin embargo, con muchos aspectos opuestos a éste, pues mientras que en el Ka predominaban los aspectos positivos, en Sheut prevalecían los negativos del individuo. 
Azul, verde y amarillo deberían de ser los colores de la bandera egipcia.
En las teorías funerarias de los antiguos egipcios, la sombra era considerada como una especie de entidad espiritual, constituyente de la identidad de cada persona, debido al evidente hecho de que una persona no existe sin su sombra, y la sombra de cada persona no existe sin la misma; los antiguos egipcios conjeturaron que la sombra contenía algo esencial de la personalidad.
Niños bañándose en la orilla del río.
Frecuentemente, las estatuas de las personas y de los dioses eran referidas como su Sut. La Sut o Sheut era representada como una pequeña figura de un ser humano, completamente negra, que en este caso muchas veces simbolizaba a la muerte, o sirviendo a Anubis.
  • Ka: Y finalmente, hablaremos del Ka. Como hemos dicho, es la "fuerza vital", un componente del espíritu humano, una pizca del principio universal e inmortal de la vida. Se pensaba que el Ka era creado por Jnum, con su torno de alfarero, para ser depositado en los hijos en el momento de su concepción. Este elemento confería la inmortalidad a cada hombre que incluso podría transformarse en un dios, necher, si lo hubiere merecido por sus excepcionales buenas acciones durante su vida en la Tierra.
Cnum o Jnum modelando el Ka de los egipcios en su torno de alfarero.
Los egipcios también creían que el ka se mantenía por medio de los alimentos. El Ka podía perdurar en el cuerpo del difunto si se conservaba momificado; por esta razón era necesario embalsamar a los cadáveres, y se debían depositar ofrendas de alimentos a los difuntos, aunque era los kau de las ofrendas lo que se consumía, no la parte material.
La tranquila mañana termina en el almuerzo buffet para alimentar generosamente a nuestro Ka.
El Ka de los dioses y faraones estaba indisolublemente unido a su cuerpo, mientras que los demás egipcios obtenía su Ka por mediación del faraón. Las condiciones de la vida futura en la Duat o Amenti (inframundo) dependían del veredicto en el juicio de Osiris...
"El Ka del rey posee un poder especial, procede directamente del dios y se relaciona también con los súbditos debido a que el Ka de éstos procede del rey o es el propio rey. Es uno de los elementos sustentantes de la monarquía divina y de su autoridad. El Ka ("gemelo" ó "doble") del rey acabó convirtiéndose en un dios-Luna, Jonsu, el Ka por excelencia del Sol".
Todas estas facetas tiene el alma egipcia. Y desde entonces nuestra cultura las arrastra. Una persona con buen corazón (Ib) es aquella que tiene buenos sentimientos, ya que estos se sitúan tradicionalmente en dicho órgano. Por el contrario, una persona "malasombra" (Sheut) es una persona malintencionada, con mala leche o mal genio. Todavía hay gente que se resiste a donar los órganos de sus familiares fallecidos por miedo a que el cuerpo (Ba) incompleto no pueda ascender en su momento al reino de los cielos. Y además, en el siglo XXI se sigue borrando el Ren de muchas personas que no queremos recordar, algunas veces con razón y otras sin ella, aunque con ello borremos la historia misma. En fin, en el Egipto Antiguo, como estamos viendo durante a lo largo de todo el viaje, se asientan las raíces de nuestra cultura...  
Y hasta aquí la mañana: hasta el próximo capítulo...
Referencias bibliográficas:
http://es.wikipedia.org/wiki/Jnum